Intervención de la Generalitat detecta irregularidades en la compra del material sanitario del Provincial

317

Denuncia la ausencia de un órgano de control para racionalizar el gasto y falta de actuación sobre las facturas no cobradas 

La Intervención General de la Generalitat ha detectado irregularidades en la compra del material sanitario del hospital Provincial de Castellón y la ausencia de un órgano de control que fiscalice las compras para asegurar la racionalidad del gasto. También ha detectado más de 80.000 euros que el Consorcio no ha cobrado por sus servicios externos y ha recomendado al Consorcio del Hospital Provincial que preside la consellera de Sanidad, Carmen Montón, que establezca un convenio con la Diputación Provincial o la Agencia Tributaria para gestionar la deuda. 

Esperanza Molina/Actualitat Diària

El Informe de Auditoría Operativa y de Gestión del Consorcio del Hospital Provincial, elaborado por la Intervención General de la Generalitat Valenciana (20 de diciembre), pone sobre la mesa diferentes incumplimientos en la gestión económica del Hospital Provincial, referentes al ejercicio del 2016.

Entre los datos que recoge este informe, se recoge un incremento de gasto del 7,04% en 2016, en relación a las cuentas del Consorcio de los ejercicios de 2014 y 2015.

Las partidas que han experimentado un mayor incremento en el ejercicio de 2016 fueron: Los servicios profesionales independientes (84,84%) y los suministros (21,57%)

Falta de control en la compra de material sanitario

 

Parte de ese incremento, se deben a los ‘suministros continuados’ del material sanitario, que obedecen a las peticiones de compra efectuadas para un mismo artículo, de forma repetitiva.

Según el estudio realizado por esta auditoria, pese a que el Hospital Provincial está integrado en una Central de Compras, donde se comprueban precios y empresas suministradoras, y pese a que sus pedidos se tramitan, siempre con los mismos proveedores y con idénticos objetivos, el Consorcio subdivide los contratos en varios pedidos, lo que viene a significar que, no se controlan los pedidos y las contrataciones, lo que pone en evidencia la ausencia de un órgano que lo controle por parte del Consocio… y que además, la suma de estos pedidos parciales, suman una cantidad que sobrepasa el máximo que puede autorizar directamente la Dirección del Consorcio y por tal, debería haberlo sacado a contratación pública en cumplimiento de los procedimientos de control que establece la administración.

Hospital Provincial Castellon

Concretamente, el informe de Auditoría señala:

“Se han tramitado como pedidos directos, atendiendo a su cuantía, compras de material sanitario por importe de 6.192 euros. No obstante estas compras se efectúan con los mismos proveedores y con idénticos objetos, cuyos importante agregados superan los límites cuantitativos de la contratación menor establecidos en el artículo 138.3 del Trlcsp, lo que pone de manifiesto la existencia de indicios de fraccionamiento indebido de los contratos, incumpliendo el artículo 82.2 del Trlcsp en relación con la adecuada publicidad o procedimiento de adjudicación aplicable”.

En este sentido, en sus conclusiones y en sus recomendaciones, la Intervención General de la Generalitat Valencia hace especial hincapié en el gasto de este suministro de material sanitario, pero también en la gestión de ‘otros gastos’ e indica: “Se han tramitado como contratos menores operación de gasto por un importe global de 19.791 euros, y que de ser tramitadas de acuerdo a los principios de contratación pública el importe acumulado de los suministros recurrentes supondría que su aprobación dependiese de un órgano de control con mayores competencias”.

Pero además, el mismo informe señala, que el Consorcio del Hospital Provincial no cumple el plazo de pago de 30 días. En función de este incumplimiento, señala: “en el ejercicio 2016 se han registro en concepto de intereses de demora un total de 3.086 euros, derivados de procesos judiciales derivados de procedimientos judiciales instados con anterioridad a 2016 (Durante los ejercicios en los que Gobernaba el PP y después la actual consellera de Sanidad, del PSOE) y que, tras sentencia judicial obligan al pago de los mismos”.

Facturas impagadas al Consorcio

En otro de los puntos, el Informe se refiere a la facturación de prestaciones sanitarias a terceros.

Se trata de ‘prestaciones sanitarias a terceros’ no cubiertas por la Seguridad Social, que se centran fundamentalmente en la pruebas de esfuerzo deportivas, accidentes laborales, urgencias y salud mental en instituciones penitenciarias.

En los casos de la Medicina Deportiva, “Se facturan cuando ha terminado la consulta o la prueba y se cobran en la misma oficina de facturación a través de un datafono.”

El resto de la actividad asistencial por prestaciones sanitarias, no cubiertas por la Seguridad Social, se facturan y se envían por correo al domicilio con acuse de recibo.

Si el paciente dispone de un seguro privado o se trata de un accidente laboral, se factura directamente a la aseguradora o mutua correspondiente.

El Consorcio dispone además, de un sistema de gestión que registra la admisión de pacientes y la facturación, por lo que puede determinar las asistencias que deben de cobrarse, y a quien debe pasarle el pago.

Una vez advertido el procedimiento, el informe señala que durante el ejercicio de 2016, “se han registrado ingresos en concepto de servicios sanitarios por importe de 437.000 euros”, pero a fecha de 31 de diciembre de ese mismo año, el importe pendiente de cobro asciende a 81.000 euros. De la misma manera señala que a 31 de diciembre había “6 asistencias pendientes de facturar, 2 tratamientos oncológicos y 4 tratamientos psiquiátricos de urgencia”.

Visto este punto, la Intervención determina que “El Consorcio no cuenta con ningún procedimiento de cobro para ejercer la vía ejecutiva de las facturas impagadas”.

Recomendación de Convenio con Diputación o con la Agencia Tributaria

Por las razones antes apuntadas, La Intervención recomienda al Consorcio del Hospital Provincial:

“El Consorcio debería crear y dotar con los recursos necesarios un departamento de control interno que fiscalice los procesos de gestión, garantizando un control adecuado sobre las órdenes de compra que se efectúan y estableciendo medidas para asegurar la racionalidad del consumo”.

Y añade:

“El Consorcio debería “establecer un acuerdo de colaboración con la Diputaciregistrado ingresos en concepto de servicios sanitarios por importe de 437ral, se factura directamente a la aseguradora o mutua ón de Castellón o con la Agencia Tributaria, para poder contar con un mecanismo de cobro efectivo y poder ejercer la vía ejecutiva de las cantidades pendientes de cobro a terceros por los servicios sanitarios prestados”.

Valoraciones desde Castellón:

Miguel Barrachina, presidente provincial del PP de Castellón:

“Es muy preocupante que la única intención del PSOE y Compromís sea recortar y mermar servicios. Además de desmantelar el hospital Provincial, estas irregularidades ponen de manifiesto la nefasta gestión del PSOE que, como siempre, arruina, recorta y no sabe solucionar los problemas de los valencianos”.

Isabel Bonig, presidenta del PP Comunitat Valenciana:

“Sobre las irregularidades en el Hospital Provincial con la gestión de Montón. Estamos estudiando las irregularidades detectadas por la intervención y la Sindicatura y hemos pedido documentación sobre las irregularidades recogidas en el informe. Esperemos q Puig las traslade a fiscalía igual que llevó las facturas de la gestión anterior. Caso contrario, será el PP quien lo haga”.

Cristina Gabarda, diputada provincial CS: “Desde Ciudadanos venimos defendiendo que el Consell se ha centrado más en hacerse con el control del Hospital Provincial que en mejorar la gestión de la entidad Sanitaria y los servicios a sus usuarios.

Ahora además de los recortes de plantilla tiene que recomendar la Intervención General de la Generalitat al Consorcio del Hospital Provincial que preside la consellera de Sanidad, Carmen Montón, que establezca un convenio con la Diputación Provincial o la Agencia Tributaria para poder cobrar las facturas impagadas que el Hospital acumula, lo cual evidencia una vez más, que hace falta más gestión en el Consell y menos anuncios y promesas”

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací