Los rayos causan más de 800 fuegos en la Comunitat Valenciana en los últimos 10 años

96

Actualitat Diària

Los rayos han producido entre un 15% y un 39% de los incendios forestales durante la última década en la Comunitat Valenciana. El aumento de los fenómenos generadores de rayos va en aumento como uno de los efectos del cambio climático.

Entre 2007 y 2017, desde los observatorios forestales de la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural se han detectado 216 incendios provocados por rayos, y otros 116 detectados por las unidades móviles y agentes medioambientales.

Los avisos dados por particulares han aumentado también en los últimos años al generalizarse el uso de los móviles. Se han recibido más de 400 llamadas de particulares que detectaron un humo generado por rayo. El resto de avisos se han dado por otros medios que participan en la detección como los cuerpos y fuerzas de seguridad y vuelos de aeronaves.

Con el objetivo de avanzar en la mejora del sistema de detección de los impactos por rayos en terrenos forestales, la conselleria colabora con la Agencia Estatal de Meteorología.

Se está estudiando cuáles son los lugares más idóneos para completar la red de detección ya existente, de forma que la información que se obtenga se concrete con mayor precisión.

En la actualidad, hay instalados en los observatorios forestales del Remedio en Chelva (Valencia) y de Santa Bárbara en Pina de Montalgrao (Castellón) dos equipos de detección de tormentas que permiten determinar en qué momento se están formando tormentas en el ámbito de su radio de acción.

En breve se van a ubicar dos estaciones de detección más en pruebas en los observatorios forestales de Moluengo, en Villargordo del Cabriel y Sierra Martés en Yátova, de forma que se pueda realizar triangulaciones para mejorar la localización de posibles impactos de rayos.

Este mismo sistema se ha incluido en los proyectos que existen en marcha de adecuación de ocho observatorios forestales más, tres en la provincia de Valencia y cinco en la de Castellón.

En relación con la prevención de situaciones en las que se generan tormentas que puedan llevar aparejadas la generación de incendios por rayos, es fundamental el seguimiento especial que se realiza a través del plan de vigilancia preventiva.

En los incendios producidos por rayos, las llamas pueden aparecer en minutos, en función de variables como la potencia del rayo, las condiciones ambientales de humedad y la temperatura y el espesor de la hojarasca seca a su alrededor, o incluso pueden tardar horas o días en manifestarse, tal y como ocurrió en el incendio de Llutxent, que pasaron varias horas.

De esta forma, no es de extrañar que igniciones por rayo de una tormenta ocurrida días antes desaten sus efectos posteriormente en manifestarse.

Esto podría dar lugar a que si alguien estuvo transitando por el lugar de aparición de las llamas minutos antes de que éstas se produjeran, puede verse en el objetivo de los investigadores como sospechoso del siniestro.

Afortunadamente, durante los últimos 27 años, desde el Grupo Operativo de Investigación de Incendios Forestales (GOIIF) de la Conselleria se han venido documentando sistemáticamente los vestigios, indicios y medios de verificación necesarios, para que nadie pague ante la sociedad lo que en estas ocasiones es obra de la naturaleza.

Evolución de los incendios producidos por rayos en la Comunitat Valenciana:

– 2007: 17%

– 2008: 17%

– 2009: 25%

– 2010: 21%

– 2011: 17%

– 2012: 15%

– 2013: 23%

– 2014: 30%

– 2015: 39%

– 2016: 18%

– 2017: 24%

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací