Naturgy mejora sus resultados en el tercer trimestre de 2018 con un incremento del 10% en el Ebitda

82

Actualitat Diària

Naturgy registró un EBITDA recurrente de 3.248 millones de euros, un 10% más en los nueve primeros meses del año, y un beneficio neto, en términos recurrentes, de 877 millones, un 38% más. Estos son los resultados conseguidos en los tres primeros meses tras la presentación del nuevo Plan Estratégico 2018-2022. El nuevo Plan está basado en cuatro pilares clave para la creación de valor: simplicidad y accountability, optimización y eficiencia, disciplina de inversión, y remuneración al accionista.

El presidente de la compañía, Francisco Reynés, señaló que el tercer trimestre es “el primero tras el lanzamiento de nuestro Plan Estratégico y sus resultados avalan el compromiso del equipo ejecutivo con su cumplimiento. Entre otros avances quiero destacar la simplificación del gobierno corporativo y de la estructura de los negocios y de la corporación, el incremento del dividendo para los accionistas, el acuerdo alcanzado con Sonatrach en Argelia, el lanzamiento del plan de eficiencias, o las inversiones de crecimiento que se han cerrado y que cumplen con los criterios mínimos de rentabilidad. Naturgy está claramente enfocada al cumplimiento de las líneas estratégicas presentadas al mercado en junio”.

Durante los últimos tres meses, la compañía ha progresado en su transformación estratégica. Por un lado, en la simplicidad & accountability con, entre otros aspectos, la gestión de la compañía a través de sólo cuatro áreas de negocio, la simplificación del comité de dirección, así como la reducción del tamaño del Consejo de Administración pasando de 17 a 12 miembros.

Por otro lado, la optimización y eficiencia, entre cuyos principales hitos se encuentran tanto el acuerdo de renovación de los contratos de suministro de gas con Sonatrach en Argelia, en virtud del cual se extienden los plazos del suministro hasta el año 2030 y se logra contribuir a la seguridad de suministro del mercado español. Otro hito destacable es el lanzamiento del plan de eficiencias del Grupo que contribuirá a una notable reducción de los costes operativos durante el año 2018. Para ello se han creado dos comités globales, el de Opex y el de Capex.

Asimismo, durante este periodo la compañía ha avanzado en la optimización de la estructura de capital, amortizando toda la deuda bancaria a nivel corporativo y recomprando más de 300 millones de euros de bonos, así como emitiendo deuda en moneda local en aquellos negocios que operan fuera del área euro.

En lo que respecta a la disciplina de inversión, cabe destacar entre otras operaciones la adjudicación de un nuevo parque eólico en Australia a la filial del grupo GPG y que significará una inversión de 166 millones de euros. El desarrollo contará con una potencia de 180 MW dentro de un acuerdo de compra de energía de 15 años a una tarifa regulada. El proyecto se espera que contribuya con un EBITDA de aproximadamente 22 millones de euros al año una vez esté en pleno funcionamiento. Además, Naturgy tiene previsto un crecimiento de su capacidad renovable en España de más de 200 MW en este año.

También es relevante señalar el laudo sobre la planta de Damietta en Egipto emitido por el CIADI en este periodo, que ha fallado a favor de UFG (Unión Fenosa Gas), en la que Naturgy es socia con Eni al 50%. La demanda responde a la falta de suministro sufrida por la planta de Damietta desde 2012, que obligó aparar la instalación.

Remuneración Accionista

En lo que se refiere a otro de los aspectos clave del Plan Estratégico, el compromiso con la remuneración al accionista, la compañía abonará un segundo dividendo a cuenta de 0,45€/acción con cargo a los resultados de 2018 el próximo 27 de noviembre. De esta manera, Naturgy ratifica su compromiso de retribuir con un dividendo total de 1,3 euros por acción con cargo al ejercicio 2018, un 30% más que en 2017. A partir de este 2018 la compañía se ha comprometido a aumentar un mínimo del 5% anual hasta alcanzar los 1,59 euros por acción en 2022.

Disciplina de inversión

Durante los primeros nueve meses del año, Naturgy invirtió 1.593 millones de euros, un 42% más que en el mismo periodo de 2017. Las inversiones de crecimiento en el periodo sumaron más del 70% del total, alcanzando los 1.153 millones de euros (+97%). Las inversiones de mantenimiento fueron de 440 millones.

Optimización estructura de capital

A 30 de septiembre la deuda financiera neta de Naturgy alcanzó los 13.575 millones de euros, un 10,4% menos que a finales de 2017. Así, el ratio de Deuda Neta/EBITDA era de 3,4x a cierre del tercer trimestre, frente al 3,9x de cierre de 2017, lo que demuestra el refuerzo de la solidez financiera de la compañía durante los primeros nueve meses del año.

En el tercer trimestre, Naturgy utilizó parte de su caja para amortizar deuda corporativa bancaria, incluidos 1.270 millones denominados en euros y 390 millones denominados en dólares.

Además, el pasado 19 de octubre, la compañía completó con éxito la recompra de bonos de 314 millones de euros, con vencimientos que van entre 2019 y 2021.

Naturgy sigue con su proceso de optimización asignando a cada una de las divisiones de negocio la financiación que requieran para aumentar su autonomía y aumentar su flexibilidad.

Resultados por negocios

En los resultados presentados hoy al mercado, Naturgy muestra un crecimiento significativo de sus negocios, que se traduce en un EBITDA recurrente del grupo que alcanzó los 3.248 millones (+10%) y un beneficio neto recurrente de 877 millones de euros (+38%).

A 30 de septiembre, la compañía registró a nivel consolidado unas pérdidas contables por valor de 3.040 millones de euros, como resultado de un ajuste de valor de los activos de 4.905 millones ejecutado en el primer semestre del año. Este efecto ya fue anunciado durante la presentación del plan estratégico.

La evolución de los tipos de cambio entre enero y septiembre tuvo un impacto negativo de 182 millones de euros en EBITDA y afectó a todas las divisas en las que opera la compañía, principalmente el peso argentino, así como el real brasileño, el dólar y los pesos mexicano y chileno. El impacto sobre el beneficio neto de la compañía fue de 80 millones de euros, con especial incidencia del peso argentino debido a la hiperinflación que afecta a la economía de este país.

Por unidades de negocio, Gas&Power, que crece en todas sus actividades, registró un EBITDA recurrente de 1.003 millones de euros debido principalmente al negocio internacional de GNL y la comercialización de gas, como consecuencia de la renovación del acuerdo con Sonatrach y una mejora en los precios de comercialización.

El negocio de Infraestructuras EMEA se mantuvo estable durante los nueve primeros meses con un incremento del EBITDA recurrente hasta los 1.357 millones de euros. Cabe destacar el buen comportamiento de las redes eléctricas en España.

El resultado del negocio de Infraestructuras América del Sur (Chile, Argentina y Brasil, principalmente) se vio afectado por la evolución negativa del tipo de cambio que impactó en 132 millones el EBITDA, que disminuyó hasta los 656 millones de euros en términos recurrentes.

En el caso de Infraestructuras Norte Latinoamérica (México y Panamá) el impacto de las divisas fue de 16 millones en el EBITDA, que alcanzó los 193 millones de euros recurrentes.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací