Las fases del Bulevar de la Plana de Castellón tendrán un coste de un millón y la primera empezará en septiembre

283

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha presentado a la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, los proyectos de las tres fases del Bulevar de La Plana que afectan a Castellón, valorados en un millón de euros, y cuya primera fase se podrá empezar en septiembre.

Estos proyectos, ha resaltado la consellera, “abordan todos los modos de transporte desde una posición de igualdad, atiende los movimientos transversales de la vía y los nuevos usos y da gran importancia a la integración paisajística para darle un aspecto urbano”.

El objetivo, ha apuntado, es transformar la antigua N340 en una vía urbana en la que se resuelvan los problemas de ordenación del tráfico de la zona -muy congestiona en algunos tramos-; la integración de modos de transporte más sostenibles así como una mayor integración paisajística.

Para Salvador, se trata de “dar coherencia a la antigua nacional que estaba pensada únicamente para coches y camiones, y convertirla en el Bulevar de la Plana, en una vía pensando en las personas y en consonancia con el siglo XXI, que estará dotada con un total de 5,5 kilómetros de carril ciclopetatonal, de los cuales 2,3 km se situarán en el término municipal de Castellón dentro de los proyectos que hoy presentamos”.

Por su parte, la alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha destacado el impacto positiva que la nueva infraestructura de comunicación tendrá en la calidad de vida ciudadana. “Una mejor conexión metropolitana favorecerá la movilidad interurbana, con criterios sostenibles, dinamizará la economía local y comarcal, reducirá la contaminación y reforzará la capitalidad de Castellón”. Marco ha agradecido la sensibilidad de la consellera y la predisposición a atender las demandas históricas de la ciudad, tras décadas de desinterés por los gobiernos autonómicos precedentes.

Nueva rotonda

Así, el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, ha explicado que “la Fase I comprenderá desde la intersección de la calle Río Júcar con la avenida Enrique Gimeno, junto al centro comercial la Salera, hasta 150 metros antes de la glorieta del centro comercial Estepark y consiste en la construcción de una nueva glorieta y de un carril bici de 600m a lo largo de todo el tramo”, cuyas obras comenzarán tras el verano y que tiene un presupuesto estimado de 330.000 euros

Según Domingo, “los principales problemas de esta zona son de seguridad vial y se producen en la entrada y salida al centro comercial desde la glorieta inferior del enlace con la Ronda Sur de Castellón, para acceder al parking de la La Salera”. A esto se une la existencia de tres carriles en el anillo de la glorieta inferior, que dificulta los movimientos de acceso debido a las altas velocidades que se alcanzan.

Con la ejecución de la rotonda se eliminará el actual giro a la izquierda con semáforo que se produce desde la avenida. Enrique Gimeno hacia el vial de la calle río Júcar. La nueva glorieta dará continuidad al carril ciclopeatonal que está previsto que discurra por la actual zona de aparcamiento existente en el margen izquierdo (sentido núcleo urbano de Castellón) y que conectará con la estación intermodal.

Para cruzar el carril ciclopeatonal al otro lado de la Ronda Sur, se suprimirá el carril exterior de la glorieta que pasará de tres carriles a dos y se destinará el espacio del carril exterior para separar ambos tráficos y habilitar el carril amortizado como itinerario ciclopeatonal. Con la finalización de estas obras quedarán conectados con carril bici la estación de tren y el Centro Comercial de La Salera.

Carril ciclopeatonal

En la segunda fase, ha indicado el director general, se contempla la continuación del carril ciclopeatonal de la avenida Enrique Gimeno con una longitud total de 800 metros. Este carril se conectará con el existente a la altura de la glorieta del C.C. Estepark, y con el futuro carril bici promovido por el Ayuntamiento de Castellón por la calle Portugal, localizado en el margen derecho de la travesía en sentido Almassora, creándose nexos de unión entre los distintos recorridos.

Esta segunda fase discurre por el espacio ocupado en la actualidad por la cuneta de la antigua travesía de la N-340, avenida Enrique Gimeno, y por el espacio abandonado comprendido entre la avenida y los viales del polígono industrial de la Ciudad del Transporte, hasta llegar a la zona de la glorieta de la CS-22 que es titularidad del Ministerio de Fomento.

Además de la ejecución del carril ciclopeatonal, se contempla la colocación de un doble bordillo para evitar los giros a izquierdas y obligar a realizar los cambios de sentido en estas rotondas.

Conexión del carril ciclopeatonal

La Fase III, ha explicado Domingo, consiste en la conexión del carril ciclopeatonal que finalizaba en la glorieta de la CS-22 de la fase II, y prolongarlo hasta las proximidades del término municipal de Castellón con Almassora, en una longitud aproximada de 900 metros.

El trazado del carril ocupará una parte del arcén de la carretera y la zona de la cuneta. También se reducirá el límite de velocidad del tramo de travesía desde los 80 a los 60 km/h para calmar el tráfico y compatibilizarlo con el uso ciclopeatonal.

Igualmente se incluyen en el proyecto tramos de mejora de la pavimentación de la calzada de la avenida Enrique Gimeno que presentan patologías de distinta naturaleza. Estos tramos se encuentran tanto en el ámbito de esta tercera fase como en el tramo inmediatamente anterior de la fase II. La mejora consistirá en el fresado de las zonas afectadas y en la extensión de una nueva capa de mezcla bituminosa que mejore las condiciones de seguridad vial de la carretera.

Por último, ha hecho referencia a la necesidad de consenso con todas las administraciones implicadas para dar coherencia a este proyecto y ha reiterado que “aunque no es una vía competencia de la Generalitat, hace más de 20 años que el tránsito está desviado y no se ha producido ninguna actuación en esta carretera, por lo que hemos tenido que actuar sobre ella”.

Asimismo, el director general ha subrayado que “este planteamiento de convertir la antigua nacional en un bulevar entre Castellón, Almassora y Vila-real, que conecte estos tres municipios que son nucleares en el área metropolitana de Castelló, está en sintonía con el PAT y con el Plan de Movilidad Sostenible con el que está trabajando la conselleria y que se presentará en los próximos meses”.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací