El PP califica de disparate que los médicos no puedan atender las urgencias en ambulancia

92

Actualitat Diària

La medida que impide la contratación de ambulancias para trasladar a sanitarios hasta domicilios para atender las urgencias ha entrado en vigor hoy, rodeada de las protestas de sanitarios y pacientes.

Según fuentes del Csif, la Conselleria tiene contratadas ambulancias de sobra para dar este servicio, vehículos que se quedarán aparcados y sin función, mientras se alquilan taxis o los sanitarios tienen que recurrir, incluso, a sus propios vehículos.

Desde el Grupo Popular Municipal, su portavoz, Begoña Carrasco ha calificado la situación de absolutamente intolerable. “ Somos los ciudadanos que pagamos los impuestos más altos de toda España, y a cambio, el PSOE y Compromís nos lo devuelven recortando más y más en Sanidad”, lamenta la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón.

La portavoz del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Castellón, Begoña Carrasco, denuncia “el despropósito” en el que “han convertido la Sanidad Ximo Puig y Mónica Oltra. Solo les queda pedir que los médicos atiendan las urgencias en la ciudad de Castellón tomando el TRAM o el Bicicás”.

Carrasco califica de “absolutamente intolerable” la solución que ha adoptado la Conselleria de Sanidad para atender las urgencias médicas domiciliarias, y que ha entrado hoy en vigor, mediante la cual se priva de hacer uso de una ambulancia para cubrir el servicio. “Esto no es rescatar personas, esto es directamente convertir un servicio público esencial en una prestación propia del peor de los países tercermundistas”, critica Begoña Carrasco, después de que la Generalitat Valenciana haya propuesto sustituir el uso de ambulancias por taxis, en plena huelga del sector; bicicletas o coches convencionales con conductor.

“Resulta que los castellonenses somos de los ciudadanos que pagamos los impuestos más altos de toda España, pero a cambio, el PSOE y Compromís se lo devuelven recortando más y más servicios sanitarios. Exigimos unos medios dignos y adecuados para la Sanidad, propios del Estado de Bienestar que queremos para nuestra ciudad y el conjunto de España”, exige la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Castellón.

En esta línea, Begoña Carrasco ha recordado que el PP ya presentó en el último pleno del Ayuntamiento de Castellón una iniciativa exigiendo que se revirtiera la medida, “una petición que fue desestimada por socialistas y nacionalistas, siendo cómplices de la política de desmantelamiento de la Sanidad que están llevando a cabo en la Comunitat Valenciana PSOE y Compromís, y demostrando lo poco que les importa la salud y el bienestar de los vecinos a los que se deben”.

El PP del Ayuntamiento de Castellón denuncia que “en estos tres años, hemos asistido al ataque sin precedentes contra un centro de referencia como es el Consorcio Hospitalario Provincial, hemos visto cómo se cerraban consultorios, cómo han aumentado las listas de espera, cómo no se cubren las vacantes de personal… y ahora esto, atender las urgencias domiciliarias sin ambulancias. Es demencial”.

Carrasco ha anunciado que “desde nuestro partido vamos a llevar cuantas iniciativas estén en nuestra mano y vamos a denunciar esta situación en cuantos foros podamos hacer llegar nuestra voz para devolver a los ciudadanos un derecho que no les puede ser arrebatado, como es tener una asistencia sanitaria de calidad”.

En la misma línea se ha pronunciado la diputada provincial Elena Ruiz Vicente, que considera intolerables los recortes sanitarios. La secretaria general del Partido Popular de la provincia de Castellón, Elena Vicente-Ruiz, ha denunciado que el Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra castiga a la provincia de Castellón con los mayores recortes sanitarios de la historia. Para los populares, “si es un despropósito que se retiren las ambulancias para atender las urgencias a domicilio, que la Conselleria de Sanidad ponga como parche que los profesionales de la salud vayan en taxi, en coches particulares e incluso en bicicletas roza la sinrazón porque estamos hablando de la salud de las personas y con esto no se juega”.

La responsable del PPCS ha asegurado que “esta medida es una burla y un disparate porque estamos ante un recorte brutal que puede poner en peligro la vida de las personas porque los profesionales sanitarios no van a poder desplazarse al domicilio de los pacientes con las herramientas básicas y necesarias para realizar una atención en condiciones”.

Los populares castellonenses han señalado que este recorte supondrá demoras en la atención de las urgencias a domicilio.

“Si Carmen Montón dejó a la sanidad en estado de coma, la actual consellera le acaba de clavar la puntilla”. Para Elena Vicente-Ruiz, “los mismos que venían a rescatar a la personas, que defendían una sanidad universal, gratuita y de calidad, los que colgaban pancartas en los balcones en contra de los recortes y lideraban manifestaciones, son los mismos que ahora están dejando a la sanidad y a los profesionales sanitarios bajo mínimos”.

La llegada del gobierno de PSOE y Compromís a la Generalitat Valenciana ha sido un revés para la sanidad castellonense. “Carmen Montón perpetró recortes importantes, intentó desmantelar el Hospital Provincial de Castellón y ahora atacan la atención domiciliaria eliminando las ambulancias”. A esto, según la responsable del PPCS hay que sumar las largas listas de espera en centros hospitalarios de la provincia, sobre todo en el Hospital Comarcal de Vinaròs donde los pacientes están siendo derivados hasta Amposta, en Cataluña, para realizarse un TAC”.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací