Diputación destinará 8.000 euros al mantenimiento del centro de día de apoyo convivencial educativo de la ONGD Quisqueya en Onda

132

 

Actualitat Diària

La Diputación de Castellón ha dado un paso más en su compromiso en colaborar con la atención a menores en riesgo de exclusión que residen en los municipios de la provincia. Así, el Gobierno Provincial destinará este año un total de 8.000 euros a contribuir al mantenimiento del centro de día de apoyo convivencial educativo Quisqueya que la ONGD con el mismo nombre tiene en Onda.

La diputada de Acción Social, Elena Vicente-Ruiz, ha explicado tras haberse formalizado el convenio de colaboración con la asociación que “este Gobierno Provincial está comprometido con el fomento de la igualdad de oportunidades entre todos los castellonenses independientemente de dónde residan, y ello comporta iniciativas como ésta que ayuda a los menores con un entorno complicado a crecer teniendo las mismas oportunidades de futuro que cualquier otro. Colaborar con el mantenimiento de Quisqueya significa ayudar a una ONGD en un centro en el que se realiza un magnífico trabajo de atención e intervención con los menores para que puedan cursar sus estudios, estar alimentados y crecer y aprender en un entorno de educación en valores”.

Hay que tener en cuenta que estas instalaciones fueron habilitadas por la asociación en el año 2010, y tiene por objetivo intervenir en situaciones de riesgo social que perjudiquen en el desarrollo personal de los menores. Así, este centro de atención de día realiza una labor preventiva, proporcionando a niños y adolescentes de la ciudad de Onda una serie de servicios de apoyo socioeducativo y familiar a través de actividades de ocio, cultura, ocupacionales y rehabilitadoras, potenciando su desarrollo personal e integración social para favorecer su normalización y autonomía personal.

En ese sentido, Vicente-Ruiz ha comentado que “el perfil de los usuarios de este centro son desde menores con dificultades en el entorno escolar o social, hasta menores que permanecen mucho tiempo solos, acompañados de adultos en situación de posible riesgo social o, por ejemplo, con familias con clara desestructuración. Menores que, en definitiva, necesitan ayuda para continuar creciendo y aprendiendo con un futuro repleto de oportunidades”.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací