Desarticulan un grupo criminal especializado en robos en polígonos industriales de Castellón

110

Actualitat Diària

La Guardia Civil de Castellón junto con la de Alicante han detenido a tres  hombres  españoles, de 26,  31  y  36 años,  y  han  investigado  a  otros  dos, españoles, de 31 y 34 años, como presuntos autores de 7 delitos de hurto, 3 delitos de robo con fuerza, 1 delito de robo con violencia y 1 delito de pertenencia a grupo criminal.  Los  autores  se  desplazaban  centenares  de  kilómetros,  para  estudiar  las medidas  de  seguridad  de  polígonos  industriales  de  diferentes  provincias, donde  posteriormente  cometían  robos  de  material  en las  empresas.  El perjuicio económico causado a los propietarios asciende a 78.000 euros.

La investigación comenzó en el mes de julio con motivo de los servicios que la Guardia Civil tiene establecidos para combatir robos y hurtos en el campo, cuando los agentes tuvieron conocimiento de un robo en  una  empresa situada  en  la  localidad  de Villafames,  donde  autores  desconocidos sustrajeron  material  de  repuestos  de  maquinaria de fábrica  valorados en más  de  62.000  euros,  así  como  un  robo  con  violencia y  dos  hurtos perpetrados en Almazora y un hurto en San Juan de Moró, valorando estos últimos hurtos en más de 10.000 euros.

Por dicho motivo el Equipo de Robos en el Campo (ROCA) de la Guardia Civil  de  Castellón,  inició  de  inmediato  las  indagaciones  necesarias  para esclarecer  estos  hechos,  tomando  declaraciones  a  varios  testigos  y visionando numerosas horas de cámaras de seguridad.

Guardia Civil, banda criminal que roba en polígonos industriales

Por otro lado la Guardia Civil de Alicante tuvo conocimiento de otros robos en empresas en las localidades de ibi  y Cocentaina(Alicante), donde  los autores  sustrajeron  más  de  3  toneladas  de  material plástico  que  se  iba  a destinar a la fabricación de juguetes, causando importantes pérdidas a dos empresas de esa localidad.

Todas las pesquisas apuntaban a que estas personas, se “disfrazaban” de obreros para cometer los robos.  Iban vestidos con atuendo típico de operario, con chalecos reflectantes, polos serigrafiados de empresas, cascos de protección, e incluso con luz prioritaria de color naranja en una de las furgonetas, para dar la apariencia de trabajadores.

De este modo, entraban a las empresas, siempre en horario de trabajo, sin levantar apenas sospechas. En el caso de que fueran detectados por algún testigo,  no  dudaban  en  amenazarlo,  como  en  una  ocasión  en  la  que esgrimieron  con  una  barra  de  acero  al  empleado  de  una  empresa  de Almazora que pretendía evitar el robo.

Pérdidas de 78.000 euros de los empresarios

Fruto  de  esos  robos,  consiguieron  hasta  8.000  euros de  beneficio  tras vender  más  de 27  toneladas  de  materiales en  centros  de  reciclado  de Quart  de  Poblet  y  Manises  en  Valencia,  una  cantidad muy  baja  para  las pérdidas que sufrían los empresarios afectados: más de 78.000 euros.

El  Equipo ROCA  de  Castellón y  el de  Ibi  (Alicante), coincidieron  durante  las  investigaciones,  localizando  a  los  autores  en Paterna, por lo que realizaron conjuntamente la operación. Durante la intensa vigilancia que los guardias civiles ejercieron sobre estas personas, pudieron comprobar que se trataba de un grupo muy activo, que no  dudaba  en  desplazarse  centenares  de  kilómetros  desde  Paterna  hasta otros  municipios  de  Castellón,  Valencia,  Alicante  e incluso  de  Teruel  o Ciudad  Real,  para  estudiar  la  seguridad  de  los  polígonos  industriales  y sustraer  materiales  plásticos  y  metálicos,  que  más tarde  venderían  en chatarrerías.

Una  vez  obtuvieron  todos  los  indicios,  guardias  civiles  de  ambos  Equipos Roca  se  trasladaron  hasta  Moncada  (Valencia),  donde finalmente procedieron a la detención de tres de estos hombres y a la investigación de los otros dos, como presuntos autores de siete delitos de hurto, 3 delitos de robo con fuerza, 1 delito de robo con violencia y 1 delito de pertenencia a grupo criminal.

Gracias a este operativo policial se ha conseguido desarticular una banda criminal asentada en la localidad de Paterna, en la cual actuaban en  las localidades de Almazora, Vilafamés, San Juan del Moro en Castellón, ibi y Cocentaina en Alicante y  Manuel en Valencia. Esclareciendo un total de 7 delitos de hurto, 3 delitos de robo con fuerza, 1 delito de robo con violencia y 1 delito de pertenencia a grupo criminal.

Tras pasar a disposición judicial, del Juzgado nº 3 de Moncada (Valencia), los detenidos han quedado en libertad con cargos.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací