Castellón fue la sexta capital de provincia más asequible de España en septiembre con 1.157 euros por m²

143

Actualitat Diària

Según el informe trimestral de precios de venta de www.pisos.com, la vivienda de segunda mano en la Comunidad Valenciana en septiembre de 2018 tuvo un precio medio de 1.397 euros por metro cuadrado. Esta cifra supuso un descenso del -0,59% frente al mes de junio de 2018. Interanualmente, se produjo un repunte del 8,46%.

Mensualmente, cayó un -0,58%.

La Comunidad Valenciana fue la octava autonomía más barata, por detrás de Castilla-La Mancha (889 €/m²), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en septiembre de 2018 registró un precio medio de 1.653 euros por metro cuadrado, arrojando una subida trimestral del 3,56%. De un año a otro, la subida fue del 6,15%, mientras que el repunte mensual fue del 2,23%.

La subida del precio de la vivienda es una buena noticia para el sector inmobiliario, pero estos repuntes complican el acceso a la misma por parte de la demanda. Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “la mejora de los indicadores que definen este mercado tan importante para la buena marcha de la economía del país no ha tenido un efecto contagio positivo en los salarios”. Para el experto, “la brecha entre el precio de la vivienda y los sueldos limita las opciones del comprador, que debe esperar a ahorrar más o decantarse por un producto por debajo de sus expectativas”.

Font indica que “existe mucha demanda interesada en adquirir propiedades, pero se encuentra con el problema de que, aun definiendo unos criterios de localización, tamaño y calidades razonables, no encuentra oferta ajustada a su presupuesto”. El directivo apunta que “si bien la banca está siendo cada vez más competitiva, aspectos como el ahorro previo y la estabilidad laboral siguen siendo imprescindibles para conseguir financiación hipotecaria”.

Para el portavoz del portal inmobiliario, “es esencial que el empleo favorezca la existencia de unas finanzas sanas que, a su vez, permitan la formación de nuevos hogares”.

Villalonga fue el segundo municipio más económico de España.

Trimestralmente, Alicante (0,40%) arrojó un incremento muy contenido, mientras que Valencia no modificó su precio y Castellón (-1,75%) registró un descenso intermedio. Respecto al año pasado, Alicante (10,36%) fue la octava provincia española que más creció y Valencia (8,54%) la décima. Castellón (4,86%) creció moderadamente. En cuestión de precios, Alicante (1.622 €/m²) fue la undécima provincia más cara de España, mientras que Valencia (1.248 €/m²) y Castellón (1.139 €/m²) fueron algo más baratas.

Respecto a las capitales valencianas, Valencia (13,85%) obtuvo el cuarto puesto entre las subidas trimestrales del país. Alicante (1,48%) y Castellón de la Plana (0,05%) registraron repuntes más contenidos. La capital de Valencia (21,59%) fue la tercera que más subió del país de un año a otro, y Alicante (14,77%) la novena. Castellón de la Plana (-1,91%) arrojó un recorte intermedio. Con 1.157 euros por metro cuadrado en septiembre de 2018, Castellón de la Plana fue la sexta capital de provincia más asequible de España. Alicante (1.677 €/m²) y Valencia (1.896 €/m²) fueron algo más caras.

En Valencia, los distritos de Rascanya (11,09%), L’Olivereta (10,65%) y Pobles de l’Oest (6,02%) fueron los que más subieron trimestralmente. El listado de caídas trimestrales estuvo liderado por Pobles del Sud (-3,82%). Frente al año pasado, Benicalap (20,35%), Patraix (17,88%) y L’Olivereta (14,82%) arrojaron los repuntes más intensos. No hubo descensos interanuales. L´Eixample (3.009 €/m²), Ciutat Vella (2.825 €/m²) y El Pla del Real (2.381 €/m²) fueron los distritos más caros. Los más baratos fueron Jesús (1.155 €/m²), Pobles del Nord (1.167 €/m²) y L’Olivereta (1.216 €/m²).

En cuanto a los municipios valencianos, Burjassot (23,89%), en Valencia, fue la décimo tercera localidad española que más subió en el tercer trimestre. En la zona de los descensos, Algemesí (-23,81%), en Valencia, marcó la tercera bajada más significativa del país. De un año a otro, Petrer (26,61%), en Alicante, lideró el ranking de incrementos más pronunciados de la autonomía. Alberic (-20,43%), en Valencia, fue la octava a nivel nacional en el apartado de caídas. En cuanto a precios, Moraira (2.728 €/m²), en Alicante, fue el municipio más caro de Comunidad Valenciana en septiembre de 2018, mientras que Villalonga (544 €/m²), en Valencia, fue el segundo más económico de España.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací