Adaptada a peatones y ciclistas la travesía de la CV 234 a su paso por Las Ventas de Bejís

141

Actualitat Diària

La Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio está acometiendo una mejora de la seguridad vial y de la movilidad sostenible en la travesía de la carretera CV 234 a su paso por la pedanía de Las Ventas de Bejís.

El objetivo es, tal y como ha apuntado el director general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Carlos Domingo, “conseguir calmar el tránsito de los vehículos, así como la seguridad vial de todos los usuarios” por lo que la Conselleria está ejecutando mejoras en un tramo de 400 metros de longitud en el que se están construyendo dos pasos elevados para reducir la velocidad de los vehículos a ambos lados de la travesía, además de adecuar las aceras de la misma con un presupuesto de 150.000 euros.

Además, en el puente sobre el río Palancia se priorizará la circulación para uno de los sentidos con un carril de 3 metros de anchura y una zona reservada para peatones y ciclistas al mismo nivel de la calzada y separada de la misma con bordillos especiales de 2 metros de anchura. En el lado exterior del puente se construirá también un carril peatonal por el margen izquierdo de la carretera hasta llegar al cruce con la carretera CV 236.

Para el director general, se trata de unos trabajos que “dignificarán la travesía al tiempo que se mejorará la seguridad vial y la movilidad sostenible con la moderación de la velocidad de los vehículos”.

Cabe señalar que este núcleo de población está situado junto a un meandro del Río Palancia, cuyo nacimiento se encuentra a pocos kilómetros, y está atravesado por la CV 235, carretera de Viver a Alcublas. Actualmente la CV 235, ha descrito Domingo, es una carretera convencional que a su paso por Las Ventas tiene una sección transversal de dos carriles de 3 metros, uno para cada sentido, sin arcenes, excepto en el puente sobre el río Palancia donde la sección se estrecha siendo de 4,65 metros con dos carriles de 2,3 metros cada uno y con aceras de 0,50 metros a ambos lados.

“La ausencia de aceras acondicionadas a lo largo de la travesía así como el estrechamiento que se produce en el puente, supone un peligro para viandantes y ciclistas, que conviene abordar”, ha indicado el responsable de Obras Públicas antes de apuntar que, por ello, “la solución planteada pretende por un lado, reducir la velocidad de los vehículos a su paso por la travesía y, por otro, dotar a la carretera de elementos que permitan la movilidad de peatones y ciclistas de forma segura”

La travesía de Las Ventas de Bejís discurre por un núcleo urbano enclavado en un paraje natural “especialmente atractivo, surcado y rodeado de varias rutas de senderismo y ciclismo, por lo que es muy transitado por peatones, cicloturistas y visitantes en general a los que tenemos que garantizar la máxima seguridad”, ha concluido.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací