La historia del villancico, un género musical universal de origen común pero con diferentes matices en cada parte del mundo

En su origen, en la Edad Media, narraban historia cotidianas de la vida popular

253

ActualitatDiària

Los villancicos no solo suenan por los altavoces de cualquier centro comercial, tienda, calle u hogar, sino que también son cantadas en otras partes del mundo: desde América Latina hasta Reino Unido, Australia e incluso Japón, estas melodías son interpretadas de diferentes maneras.

En su origen, en la Edad Media, estas alegres canciones no estaban relacionadas con la Navidad, la religión o el nacimiento de Jesús, sino que se trataba de divertidas composiciones que se cantaban en el mundo rural y cuyo fin era narrar los acontecimientos que habían sucedido en las villas y eran de interés para el pueblo. Es decir, algo así como un  informativo medieval. Y al ser cantadas por los habitantes de las villas, estas composiciones pasaron a conocerse como villancicos.

Su secreto está en las rimas sencillas y en las letras pegadizas, que pueden ser fácilmente memorizadas por cualquier persona. De ahí que se haya popularizado tan rápidamente: es una manera rápida y eficaz de llevar el espíritu de la Navidad a cualquier persona. Noemi Climent Buforn, International  Communications Manager de Energy Sistem ha hecho un repaso de cómo se han adaptado estas melodías por todo el mundo.

  • España, América Latina y Portugal: el villancico impera a lo largo de estos países, donde se estableció como una tradición dentro de la cultura popular. Su estructura es sencilla y de versos cortos. Lo más normal es que cuente con versos octosílabos o hexasílabos. “Respecto a las partes, cuenta con un estribillo inicial al que le sigue una letra compuesta de dos, tres o cuatro versos, y la estrofa que a su vez se divide en tres partes.

  • Reino Unido: la composición inglesa del villancico es conocida como Carol y surgió durante el siglo XV. “Consta de varias estrofas que se cantan con la misma música y de un estribillo con su propia frase musical, que se entona al comienzo y después se repite en cada estrofa. Sus melodías y ritmos les dieron un aire popular y una naturaleza totalmente inglesa”.

  • Alemania: los villancicos toman el nombre de Weihnachtslieder, que significa literalmente canciones de Navidad. “Muchas de ellas fueron traducidas al inglés y al español. La más conocida es Noche de Paz –en alemán, Stille Nacht, heilige Nacht- y ha sido traducida a más de 300 idiomas. La actual versión alemana difiere un tanto de la letra y melodías originales y por lo general la canción no se canta entera, sino que se hace una especie de pequeño resumen”.

  • Australia: la Navidad les llega a los australianos en mitad de las vacaciones de verano. Si bien los villancicos son muy similares a los carols ingleses, el ritual es diferente. “Se conoce como villancicos a la luz de las velas, ya que se cantan iluminados, en la playa y por la noche. Al ser una época estival allí, las palabras relacionadas con la nieve y el frío en ocasiones se cambian sobre palabras especiales utilizadas en Australia”.
  • Japón: a pesar de que la Navidad no es popular en el país nipón, esta noche tiene una connotación más romántica –las parejas aprovechan para estar juntas y entregarse regalos- y si se celebra, se cantan canciones importadas de los Estados Unido. “El hit Christmas Eve de Tatsuro Yamashita que se lanzó en el año 1983 arrasa entre los japoneses y es una de las canciones más conocidas en Japón”.

 

Dejar respuesta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací