El TSJ anula los despidos de la Piscina Provincial y exime de la obligación a Diputación

La sentencia condena a Aiguagest SL a que readmita a los empleados y pague los salarios adeudados

324

La Sala de lo Social el Tribunal Superior de Justicia ha declarado nulo el despido de los 36 trabajadores de la Piscina Provincial por parte de Aiguagest, empresa a la que condena a readmitir a estos trabajadoresademás de abonarles los salarios que no han percibido. La sentencia absuelve a Diputación de la obligación de asumir a los demandantes o de el pago subsidiario de estos salarios. La Piscina sigue sin fecha de su reapertura.



E. M./ ActualitatDiària

La sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana dictaba sentencia el pasado 2 de marzo, sobre la demanda laboral presentada por los trabajadores de la Piscina Provincial de Castellón, que fueron despedidos por Aiguagest SL el 31 de julio de 2017.

La demanda laboral presentada por Comisiones Obreras tenía dos objetivos, por un lado, la nulidad de estos despidos, pero también, que la Diputación Provincial de Castellón asumiera de forma solidaria la contratación de estas personas y el pago de sus salarios adeudados por Aiguagest.

En su demanda, el sindicato consideraba que la empresa concesionaria de la Piscina no había cumplido los trámites establecidos para el despido laboral de estas 36 personas… pero también que, la Diputación, como propietaria de las instalaciones, no dejaba de tener una responsabilidad, en la mala gestión que derivó en los despidos.



La sentencia analiza el proceso desde la concesión de la gestión de la Piscina por parte de su propietaria, Diputación, a partir del 28 de octubre de 2003. Recoge la cesión de la concesión, a la mercantil Aiguagest, aprobada por diputación el 21 de marzo de 2014. Cesión en la que Aiguagest se comprometió a cumplir los compromisos asumidos en el contrato original y a los trabajadores que prestaban servicio en la Piscina.

En el fallo, también se pasa revista al momento en el que la empresa comienza a tener problemas económicos y la negativa del órgano provincial a conceder prórrogas sobre las liquidaciones de canon y de la gestión.

Y se centra en el comunicado realizado por Aiguagest a los trabajadores, el 13 de julio de 2017 sobre “la intención de proceder al despido colectivo de toda la plantilla, integrada por 36 trabajadores, y de iniciar el periodo de consultas”.

Los periodos de consultas, obligatorios para la empresa según la legalidad, se realizaron a medias, porque la empresa no facilitó la información y documentación que se requería para justificar el despido.

Y el despido se realizó antes de que la Diputación diera por concluida la cesión de la gestión. Se daba además la circunstancia de que, por causas no atribuibles a Diputación, la Piscina no ha tenido una continuidad de servicio desde su cierre el 31 de julio de 2017.

Tras analizar el tema, la Sala entiende que Aiguagest no cumplió los trámites legales para poder realizar el despido de los trabajadores, por lo que este despido se considera completamente nulo, y condena a Aiguagest a readmitir a toda la plantilla despedida y, además, a abonar los salarios que se dejaron de pagar durante este periodo.

El problema es que la empresa, en la actualidad está en concurso e acreedores y está reclamada por deudas con diferentes instituciones, y no se encuentra en disposición de volver a prestar el servicio.



Por otra parte, el Tribunal entiende también, que la propietaria de la piscina, la Diputación Provincialtampoco está obligada a readmitir o pagar los salarios adeudados, de forma subsidiaria.

El presidente e la Diputación Provincial, Javier Moliner ha declarado esta mañana, que Diputación cumplirácon lo que dice la sentencia. Esto es, sigue adelante con la idea de reabrir la piscina cuando se den las condiciones para ello, pero no asumirá de forma subsidiaria las deudas de Aiguagest a los trabajadores.

Moliner ha denunciado también a Aiguagest por la forma en que ha gestionado el conflicto, porque “una empresa que no tiene ni para pagar a sus trabajadores ha pretendido prolongar un conflicto judicial para hacer todo el daño posible”. Un daño que ha repercutido, ha dicho, tanto en los trabajadores como en los usuarios de la piscina.

Diputación sigue reservándose la posibilidad de denunciar a Aiguagest por toda su mala gestión y lo que considera, la mala fe con la que ha respondido en todo el conflicto.

En cuanto a la apertura de la piscina, Moliner ha afirmado, que precisamente la forma de proceder de Aiguagest, ha generado deterioros muy importante en las infraestructuras, equipos y maquinaria, que se están intentando solventar de la mejor manera, pero que han supuesto unos sobrecostes extraordinariosmuy importantes por parte de la Diputación.

La piscina abrirá sus puertas, pero por el momento no hay fechas. “Lo haremos cuando sepamos que lo podemos hacer con todas las garantías”.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací