El RACC reclama más puntos de carga y estabilidad en las ayudas para adquirir un coche eléctrico

Este tipo de vehículo en España, a pesar de ser todavía residual con un 0,6% de las matriculaciones en 2017, ha triplicado las ventas desde 2015

198

ActualitatDiària

El RACC, con el estudio “El vehículo eléctrico y su potencial de crecimiento”, ha analizado los gastos derivados de la compra, el mantenimiento y el uso de los vehículos eléctricos y los ha comparado con los de los vehículos tradicionales.




Asimismo, ha estudiado las condiciones con que se encuentran los consumidores españoles cuando se plantean la compra de un eléctrico y las ha comparado con las que hay en los países europeos donde el mercado de vehículo eléctrico crece más. El vehículo eléctrico en España, a pesar de ser todavía residual con un 0,6% de las matriculaciones en 2017, ha triplicado las ventas desde 2015. El contexto actual de la movilidad es favorable al coche eléctrico gracias a la entrada en el mercado de más modelos, al aumento progresivo de su autonomía y a las políticas públicas para la mejora de la calidad del aire en las ciudades grandes.

El estudio del RACC pone de manifiesto que, a pesar de que los vehículos eléctricos por ahora son más caros, la diferencia de precio se puede compensar a lo largo de la vida útil del vehículo gracias a los menores costes en consumo, mantenimiento, fiscalidad y otros gastos como los peajes y los aparcamientos. Estos ahorros operativos crecen de manera proporcional a los kilómetros recorridos y a la vida útil del vehículo y pueden alcanzar los 29.000€ en 8 años, según el tipo de vehículo.




A pesar de estos ahorros, la penetración del vehículo eléctrico en España es menor que la media europea y muy inferior respecto a la de otros países líderes, como Noruega o los Países Bajos, que cuentan con una buena red de puntos de carga, unos incentivos a la compra estables, y una mayor competitividad del precio de la energía eléctrica en comparación con los carburantes. El RACC considera que para superar las barreras e impulsar el vehículo eléctrico en nuestro país es imprescindible una mayor implicación de las administraciones responsables.

Por este motivo, reclama que se amplíe la red de puntos de carga hasta un mínimo de 20 puntos por cada 100.000 habitantes, que se extienda la exención de los peajes a toda la red de autopistas, y que se dé estabilidad a las ayudas económicas para la compra de vehículos eléctricos, ya que actualmente tienen una baja dotación económica y se agotan en pocos días.

Dejar respuesta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací