El láser verde de última generación permite tratar próstatas de mayor tamaño y reduce el ingreso hospitalario a menos de 24 horas

Estos dos centros pertenecen al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 27 centros médicos

302

ActualitatDiària

Los últimos avances en la técnica del láser verde la han consolidado como una alternativa quirúrgica válida para tratar el agrandamiento benigno de próstata. La última plataforma (Greenlight Laser XPS 180W) ha mejorado de forma notable a plataformas anteriores, especialmente en su rendimiento quirúrgico, reduciendo los tiempos operatorios. Son numerosas las intervenciones realizadas anualmente en el Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo y 9 de Octubre, que cuentan con el equipo más avanzado en esta tecnología y una amplia experiencia en su realización. Estos dos centros pertenecen al grupo sanitario Vithas que cuenta en España con 19 hospitales y 27 centros médicos.

El agrandamiento benigno de próstata (anteriormente denominado hiperplasia benigna de próstata-HBP) es un crecimiento no canceroso de la glándula prostática cuya prevalencia aumenta progresivamente con la edad. Tal como explica el doctor Alberto Budía de UROVAL CB, urólogo del Hospital Vithas Nisa Virgen del Consuelo, “de esta técnica se pueden beneficiar uno de cada dos hombres de entre 60 y 80 años que sufran esta patología y no tengan mejoría con el tratamiento médico adecuado. El 50% de los hombres sufren agrandamiento benigno de próstata (HBP) o crecimiento de la próstata” y agrega” de este 50%, la gran mayoría van a padecer sus síntomas: dificultad para iniciar o mantener el chorro de orina, ganas constantes de orinar, prisas por orinar y, más raras veces, sangrado en la orina o infecciones. De ellos, casi un tercio van a necesitar una intervención quirúrgica por falta o insuficiente respuesta al tratamiento médico” y afirma que “el láser verde se ha consolidado como una alternativa quirúrgica segura, con excelentes resultados, para solucionar definitivamente el crecimiento benigno de próstata”.

Reducción del tiempo de quirófano

“Actualmente, -puntualiza el doctor Budía-, utilizamos el láser verde XPS de 180 W de última generación por su alto rendimiento, buenos resultados y una recuperación postoperatoria muy rápida, reduciendo el tiempo de sonda y de hospitalización. La mayor ventaja de esta técnica es la ausencia de sangrado durante y posteriormente al procedimiento, por lo que es de elección para pacientes anticoagulados o antiagregados.

El fundamento de la técnica es la vaporización del tejido prostático al producir una elevación de la temperatura en el tejido por la incidencia del haz directo del láser sobre el mismo, sellando las estructuras vasculares y reduciendo el riesgo de sangrado operatorio. Los avances tecnológicos han permitido que el consumo de fibras por paciente se reduzca a una sola, gracias a la incorporación de un sistema de perfusión de suero fisiológico que permite la reducción de la temperatura en el punto de emisión de la fibra del láser. El sistema genera una alerta cuando la fibra se está sobrecalentando, lo que permite al cirujano preservar en mayor medida la duración media de la fibra, manteniendo su alto rendimiento hasta el final del procedimiento.

El tiempo quirúrgico, dependiendo del tamaño de la próstata, suele ser de una hora con una recuperación muy rápida. Además de que el sangrado durante la cirugía y en el periodo postoperatorio es mínimo o nulo, la micción es espontánea tras la retirada de sonda en la práctica totalidad de los pacientes.

El Hospital Vithas NisaVirgen del Consuelo y Uroval CB tienen una larga trayectoria en la realización de esta técnica, con un alto número de procedimientos realizados desde hace más de 10 años. Este hospital se ha convertido en un referente para la realización de esta técnica.

Mayor potencia

Otra de las novedades del láser verde XPS de 180 W radica en su mayor potencia. Según el Dr. Budía “el láser emite una luz verde con una longitud de onda de 532 nm y una potencia de 180 vatios que permite vaporizar el tejido prostático que comprime el conducto de la orina (uretra). Esto permite un mayor rendimiento en la vaporización del tejido, lo que nos abre la posibilidad de abordar próstatas cada vez de mayor tamaño y en menor tiempo”. concluye el Dr. Budía.

Menor sangrado

Al mostrar más efectividad en la evaporación, fotocoagula los vasos sanguíneos y logra eliminar los sangrados durante la intervención. Esta ausencia de sangrado es una de las grandes ventajas del láser verde. El nuevo láser verde (Green Light XPS) no produce necrosis profunda y no ocasiona los síntomas irritativos que producen otros sistemas de láser o la RTU de próstata.
Para los pacientes de riesgo esta es una ventaja crucial ya que el láser verde fotocoagula todos los vasos sanguíneos sobre los que incide eliminando el riesgo de sangrado. “Es la técnica ideal para pacientes con tratamientos anticoagulantes o antiagregantes por su escaso sangrado”, agrega Alberto Budía.

Reducción del ingreso hospitalario

Una nueva generación de láser menos invasivo que reduce el tiempo de ingreso hospitalario consiguiendo una rápida recuperación. “Con el láser se actúa en las capas externas de la próstata con una profundidad de dos milímetros, así se evitan procesos inflamatorios con postoperatorios dolorosos por lo que, operando por la tarde, el paciente solamente pasa una noche en el hospital o incluso en pacientes seleccionados puede realizarse sin ingreso hospitalario.”, comenta Budía. El paciente esta hospitalizado menos de 24 horas, se va a casa sin sonda y puede reanudar sus actividades habituales a los 2 ó 3 días evitando realizar esfuerzos.

Reducción efectos secundarios

El láser verde reduce los casos de incontinencia o impotencia dato relevante si se tiene en cuenta que, en cirugía abierta, los casos de impotencia tras la intervención pueden llegar a ser del 30% y la incontinencia urinaria puede alcanzar un 5% tras la resección transuretral y hasta un 8% tras adenomectomía abierta.

Deixar resposta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací