Aparece en buen estado en un hospital de Castellón la mujer desaparecida el pasado lunes en Valencia

Rosana C, de 41 años, se mostró algo desorientada cuando se presentó por su propio pie en el centro hospitalario

195

ActulitatDiària

La mujer desaparecida el pasado lunes, 5 de febrero, se presentó ayer al mediodía por su propio pie en un hospital de Castellón, en buen estado de salud aunque al parecer con síntomas de encontrarse algo desorientada, por lo que se procedió a realizarle un reconocimiento médico.

La desaparecida, Rosana C, de 41 años, desapareció de su entorno habitual en el barrio de la Fonteta de Sant Lluís de Valencia. Tras presentarse en el centro hospitalario, posteriormente acudió la policía quien constató la identidad de la mujer, por lo que a partir de ese momento se dio el aviso en los perfiles de las redes sociales de la Guardia Civil de la desactivación de la alerta de su búsqueda por encontrarla en buen estado.

La alerta de la desaparición fue realizada por la madre quien quien a primera hora de la mañana la acompañó a dejar a sus hijos al colegio. Posteriormente, madre e hija, regresaron a casa para tomar un café. La madre se marchó antes que Rosana y desde ese momento no se supo nada más de ella sin que se pusiera en contacto con ningún amigo ni familiar.

Al parecer, después de dejar a los hijos en el colegio, Rosana, había quedado en un banco con su exmarido para solucionar unos trámites de una cuenta conjunto. Él mismo explicó que “no se presentó a la cita”.

Durante el resto del día la familia de la desaparecida estuvo buscándola por los alrededores de la vivienda y por la noche, al no tener ninguna comunicación con ella, decidieron presentar una denuncia ante la Policía Nacional y la Guardia Civil.

La preocupación por el paradero de la mujer se debió a que no se había llevado ni el coche ni el carné de conducir. Además, desde la mañana de la desaparición tuvo el móvil apagado y su último mensaje se lo envió a un familiar diciendo que dejaba las llaves en el buzón para que su hijo, de trece años, pudiera regresar al volver del colegio.

Sus perfiles en redes sociales fueron eliminados para ser investigados por parte de las autoridades, por si podían ayudar en su búsqueda. Al mismo tiempo, fuentes próximas a Rosana aseguran que “no estaba tomando ningún tipo de medicación y que la relación con el padre de sus hijos era cordial”. Además, la desaparecida llevaba divorciada casi un año y desde hacía poco había iniciado una nueva relación.

Dejar respuesta

Per favor, escriu el teu comentari!
Per favor, escriu el teu nom ací